Viajar con niños: Consejos para viajar en coche

Los viajes en coche largos son duros y más cuando vamos con los pequeños de la casa que tienden a cansarse rápido. Pero no es una prueba imposible, os dejamos unos consejos para que el viaje se haga más ameno y llevable para todos.

1 Planificar el viaje y llevar la seguridad adecuada:

Primero hay que equipar el coche con las sillitas homologadas adecuadas, posteriormente hay que hacer una buena planificación del viaje. No es recomendable hacer más de 500km al día para evitar que los pasajeros pierdan los nervios, además hay que pensar que, a ningún niño le gusta tirarse horas atado a un arnés. Hay que hacer paradas y las obligatorias son en las zonas de descanso con zona de juegos para niños.

A la hora de planificar el viaje hay que tener en cuenta y tratar de evitar 2 situaciones, el salir con el coche al inicio de las vacaciones y al final. La presencia de atascos se agrava en estas dos situaciones y todos sabemos lo molesto que es. Y referente a la hora de salida, el salir antes del amanecer es un punto a favor ya que, los pequeños van dormidos lo que permitirá hacer unos km sin que éstos se cansen, y las carreteras van vacías.

2 Ropa cómoda para todos:

Como vamos a pasar horas sin movernos es importante llevar ropa cómoda, una recomendación es llevar ropa de algodón, transpirable y anchita para que haya libertad de movimiento.

Referente a la temperatura del vehículo lo aconsejado es que esté entre los 21 y 23 grados. Hay que evitar el exceso de calor, frío y que el aire acondicionado le de directamente al niño. Y hay que llevar alguna chaqueta o mantita a mano para poder taparle si es necesario.

3 Comida y agua:

Tanto niños como adultos evitar la comida pesada, calórica y flatulenta antes del viaje, puede causar malestar y mareos. Tiene que haber alimentos ligeros, que se digieran bien y no en cantidades excesivas. 

Otra cosa muy importante es llevar agua en exceso para hidratar al pequeño durante el viaje y las paradas, y hay que evitar las bebidas con gas.

4 Juegos:

Todos sabemos que lo mejor para tener un trayecto tranquilos es que el niño duerma para evitar las famosas frases de… “me aburro” y “¿cuánto falta?”.

Si el niño no es dormilón, entra en juego el papel del copiloto. Será un punto a su favor si lleva juegos organizados como cantar canciones, contar marcas, juegos con las matrículas, el veo veo, etc. También hay que tener en cuenta que las tecnologías son uno de nuestros mejores aliados, por lo que, el ponerle una película, dejarle la videoconsola para que juegue, entre otras, puede ser de gran ayuda.